Suerte en el amor

Suerte en el amor

Porque no tenés suerte en el amor?

Salir con hombres sin poder lograr una relación estable y confortante, sin lugar a duda es una experiencia muy frustrante. Pero no debes dejar de intentarlo, ni pensar que es mala suerte o lo mas recurrente pensar que el culpa de ellos.

Debes trabajar en ti misma, y centrarte en que es lo que sucede en ti, por lo cual no puedes logar esa relación que tanto anhelas. A veces es bueno tomar la responsabilidad, que eres tú misma, la responsable. Debes de identificar tus posibles errores.  Aquí te presentamos tres típicas causas del fracaso en la suerte en el amor de tus relaciones, te enseñamos como evitarlas y eliminarlas de tu vida.

Elegís a los incorrectos.  Es posible que ciertas características, que todas buscamos en los hombres no son canjeables. Tal vez no te estés dando cuenta de tus hábitos sociales, ya que te encanta recorrer esos boliches llenos de roqueros y de chicos cool; chicos que ni sueñan con el compromiso, ponte a pensar ese lugar es el adecuado para encontrar un chico con el cual puedas mantener una relación seria?

Si este es tu caso lo que estas buscando son relaciones casuales, para disfrutar momentos con mucha adrenalina, pero solo te darán un efecto pasajero, porque no reúnen las características para una relación seria.

Para poder ser sincera contigo misma, debes tener claro que es lo realmente importante para vos en un varón, y después elegí posibles lugares que sean los adecuados, para encontrar a ese bombón.  Por ejemplo: si te gustan los intelectuales, debes frecuentar fiestas organizadas por facultades o visita galerías de arte; si lo tuyo es el deporte y tu chico ideal sería aquel que te acompañara con dicha actividad, pues entonces anótate en un club o ponte a practicar algún deporte, o simplemente corre por la plaza, seguro que no faltara quien te acompañe. Ten siempre presente si tiene características similares a las tuyas, de hecho eso será lo que influirá en su relación.

Tips de suerte en el amor

No estás preparada para formalizar: a pesar de estar en el siglo XXI, la sociedad sigue creyendo que una chica de 25 años debe de estar de novia, o casada.  Y tú terminas adoptando ese criterio como lo correcto.  Debes preguntarte, si realmente deseas una relación estable, o si aun prefieres divertirte y seguir disfrutando de tu libertad.

Sabemos que estar en pareja resulta muchas veces bueno, pero también algunos aspectos como: la rutina diaria, tener que compartir ciertos momentos con su familia, o dejar en muchas ovaciones de lado a tus propios deseos; pueden ocasionarte dolores de cabeza y mala suerte en el amor.  Tal vez por sentirte presionada, es que tus relaciones anteriores hayan fracasado.

Si ahora te sientes preparada para enfrentar una relación de a dos, debes guardar tu libertad en un bolsillo, y pensar que ya no eres tú sino ambos.  Para la próxima vez que comiences una relación estable, no dejes de visitar a tus amigos, ni de practicar tus actividades diarias, de esa manera lograras tener tus propios espacios, para no sentirte agobiada por la relación.  El hecho que puedas mantener ciertas áreas privadas, lograra mantenerte en cierto equilibrio entre tus propios deseos y tu relación, en la cual te sentirás  más cómoda y segura.

No decir lo que sentís: lamentablemente muchas de nostras caemos en la trampa: de creer que nuestro chico es adivino, y esperamos que él se de cuenta de lo que nosotras esperamos de parte de ellos, por ejemplo que nos llame más seguido, o que deseamos ser presentada a sus amigos, etc.

Es una típica conclusión que solemos diagnosticar; si creemos que nuestro chico es el indicado, el debe saberlo todo y cumplir con todas nuestras expectativas. Y justamente, uno de los grandes motivos por los cuales una relación fracasa, es que nunca transmitas lo que verdaderamente sentís o necesitas; solamente por pensar en que puedas ser considerada como demasiado demandante.

Debemos recordar que una de las bases más fuertes, si es que deseamos una relación duradera y estable, es hablar con tu hombre y hacerle saber lo que sentís, lo que deseas y de lo que no.  Decile claramente lo que te haría feliz o al menos tírale ciertas pistas, que lo acerque hacia lo que tú queres, para no sentirte frustrada o incomprendida.

Recordar que a ellos les encanta satisfacer a su chica, por tal motivo si tu le confiesas tus secretos, y deseos, estará fascinado al poder cumplirlos, para verte feliz y satisfecha. Dicha comunicación y sinceridad sin lugar a duda fortalecerá su relación.

Comentarios cerrados.