Los inciensos

Los inciensos son preparaciones con resinas aromáticas vegetales, que se le añaden aceites esenciales vegetales o animales que una vez que se prende se puede ver y a la vez olfatear en su humo un aroma.
Estos aromas son variados desde cítricos, calmantes, estimulante, dulces o picante.

El olfato es uno de los sentidos donde este nos puede conectar desde nuestra infancia los aromas de una cocina, de la lluvia y nos da esa conexión por medio de los perfumes con un fin terapéutico, tranquilizante y creativo.

La historia cuenta que en la antigüedad se usaban en ceremonias religiosas pues según las creencias atraían poderes mágicos o repelían determinadas energías o espíritus del ambiente donde se realizaban.
Cuando se tenía una persona enferma se quemaba el cedro, eucalipto o aromas cítricos pues desinfectaban y refrescaban los ambientes.

Se supone que es originario del medio Oriente, pero también se encuentra en Israel y Egipto los monjes budistas lo llevaron a Japón donde este fue perfeccionado.

Cuál es su uso
Cuando uno compra inciensos debemos adquirir los de buena calidad y que los ingredientes sean efectivos a nuestros sentidos.
En tribus indígenas en América Latina de las pocas que quedan fabrican inciensos con ingrediente totalmente naturales.

Se supone que cada aroma es para diferentes usos que le quieras dar a tu casa o habitación desde los tranquilizantes, románticos u otros te detallamos algunos tipos que podes encontrar hoy en día en el mercado.
Pino: Es refrescante y revitalizante; ayuda a despejar la psiquis, para una mayor concentración

Violeta: suaviza, relaja, unifica y estabiliza anímicamente.

Jengibre: Para el poder y también relaja el espíritu.

Cedro: Para la limpieza y la purificación, ayuda a la valentía.

Eucalipto: Es ideal para el sistema respiratorio, para desinfectar y refrescar habitaciones donde hay personas con enfermedades infecciosas, o personas que padecen asma, bronquitis, tos o diabetes.

Canela: Es bueno para provocar un ambiente romántico y erótico, y estimular la creatividad. Es desinfectante y crea un ambiente cálido. Atrae el dinero y el éxito.

Lavanda: Relaja y crea un ambiente de tranquilidad, ideal para la noche para relajar el cuarto de los niños o un ambiente de estrés. La lavanda, además, es antibiótico y tiene propiedades sedantes. Ayuda al despeje psíquico y a la sensación de paz.
Mirra: Es buena para atraer la suerte y dar tranquilidad.

Cítrico (limón, naranja, etcétera): Promueve la imaginación, estimula el hambre y es desinfectante. Este aroma es delicioso para habitaciones donde se estudia o se está mucho tiempo en el monitor, muy útil para los escritores, pintores, o artistas en general.

Sándalo: Es afrodisíaco, favorece un estado de paz y confort, no de somnolencia El sándalo es ideal para eliminar malos olores como el del tabaco o el de los guisos que se esparcen por toda la casa, así como los olores de las mascotas (orines, comida, etc.). El incienso es mucho mejor que los desodorantes ambientales.

Rosa: Sirve para recrear ambientes románticos y dulces, y ayuda a relajar del estrés y estimular el erotismo. Atrae el amor, sirve para aprender a amarse y para atraer la amistad.
El incienso natural: Revitalizante que ayuda al despeje mental, clarificador, relajante ideal en la meditación, y estabilizador emocional.

Estoraque: Suavizante y unificador que atrae gente, que relaja y es sensual activando la atracción sexual, armonizarte emocional, sensual, ideal, para el amor.

Ámbar: Revitalizante en lo anímico, anti estrés, y estabilizador en general. Jazmín: estimulante anímico, antidepresivo, unificador, mejora la meditación y aumenta el apetito sexual.

Pachulí: Para la meditación, estabilizador, para lo sensual y para el dinero.

Frutilla: Para los afectos y las emociones, unifica y relaja, y también tiene efecto anti estrés.

Comentarios cerrados.