El estres engorda

A mayor grado de estrés mayor es la posibilidad de ganar más kilos.

El tan nombrado dicho “con los nervios como más”, ha encontrado su justificación con base científica.

Un grupo de investigadores descubren que ante los estados de mucho nerviosismo o tensión, el cerebro segrega una hormona que hace aumentar la grasa corporal.

En Australia Sydney, en el Instituto de Investigación de Garvan descubrieron que el estrés y la obesidad se encuentran sumamente relacionados ya que este vínculo está dado porque los niveles de tensión nerviosa.

El cerebro segrega una hormona llamada neuropéptido, el cual activa a unos de los receptores denominados Y2, que se encuentran en las células grasas de todo el cuerpo.

Lo cual les genera energía y las hace crecer de tamaño y las multiplica, por está razon, aunque se siga una dieta con el mismo valor calórico, igualmente la adiposidad aumenta al doble. Esto sirve para comprender que el estres engorda, y que el proceso por el cual la energía puede transformarse en células grasas.

Otros investigaciones, pertenecientes a la Universidad de Georgetown en Washinton, mostraron que son muy optimistas ya que el manejar esta nueva información, es posible combatir a la obesidad, el cual es un problema que lo padecen más de 1900 millones de personas en todo el mundo.

Comentarios cerrados.