Desodorantes femeninos

Desodorantes femeninos

Con esencias aromáticas y vegetales

Los productos comerciales para mujeres poseen fragancias, alcohol y otras sustancias que pueden provocar desde sensibilidad en la piel hasta alergias.

Hay opciones naturales que cumplen con esa función y que no generan un riesgo para la salud. A diferencia de los desodorantes comerciales masculinos, los que son para mujeres tienen aromas menos fuertes y persistentes.

Esas fragancias suelen ser aldehidos aromáticos sintéticos, más baratas y estables que las naturales. Pueden contener formaldehído como conservante o parabenos. El formal de hído provoca irritación en ojos y mucosas; además, según estudios en laboratorios, puede causar enfermedades cancerígenas.

Los parabenos aparecen en los desodorantes antimicrobianos, pero están bajo investigación, ya que se los cree responsables de la incidencia del cáncer de mama. Y ocasionan opacidad en las imágenes de chequeos mamarios.

Otros consejos de desodorantes femeninos

Las zonas más afectadas por el mal olor son las que tienen mayor presencia de glándulas sudoríparas, donde se alojan las bacterias para multiplicarse y provocar gases responsables del desagradable aroma.

Buscar una opción natural se hace necesario si uno quiere prevenirse de la utilización de desodorantes femeninos personales comerciales, que contienen alcohol (gran irritativo y resecante de la piel), fragancias y otras sustancias que pueden sensibilizar la piel y provocar alergias.

Alternativas saludables

Aquí hay algunas recetas naturales que pueden brindar comodidad e higiene.

Opción A

De cocción de salvia y romero (plantas bactericidas y astringentes, que evitan la sudoración excesiva).

Ingredientes desodorantes femeninos

Un par de cucharadas de hojas de salvia.

2 cucharadas de romero. I 1 litro de agua.

20 gotas de esencia de salvia.

Pasos a seguir

1 – Realice una decocción de las plantas en el litro de agua, durante diez minutos.

2- Deje enfriar y llene un vaso de agua con la mezcla resultante.

3- Añada las gotas de esencia de salvia removiendo bien la preparación.

4- Guarde en un frasco con pulverizador. Rocíe sobre las zonas deseadas en forma de spray o moje una gasa y aplique sobre la piel.

Comentarios cerrados.